Vivo en Barcelona... Sí... 

 

Bueno, ¡vivía!. 

 

Ya no se le puede llamar "vivir" a esa sinrazón en la que ese...(?) erigido presidente (muy bien no sé por qué tipo de coincidencia astral); con cara de niño repelente al que debieron maltratar en sus años de colegio, y cuyo trauma aún persiste en lo mas profundo de su "yo"; nos está llevando solo por vanidad y soberbia, junto a unos amigos a los que también debieron pasar factura esos años escolares.

 

La foto de los tres, no tiene precedentes en la sicología. Y la de siquiatras que acabarían dedicándose a la cría del champiñón después de tratar a semejantes individuos, es infinita.

 

La cantidad de mentiras y la demostración del desconocimiento más absoluto de la verdad, les ha llevado a la locura más abyecta y abstracta que ni siquiera el propio Mel Brooks hubiese sido capaz de crear.

 

Nos han mentido... ¡sí!. Pero eran mentiras tan infantiles de ese mundo "yupi" de luz y color en el que vive este trío de opereta barata, que cualquiera, con unas luces mínimas de inteligencia analítica, se habría dado cuenta, pero el fanatismo es ciego y sordo y no ve más allá de lo que sus líderes les cuentan.

 

La edición tramposa y malintencionada de videos y otras peliculitas con los que nos han querido hacer creer que hay luz más allá de la oscuridad, es tan inocente, como los efectos especiales de una película de dibujos animados. Pero no hay mayor ceguera que la de aquel que no quiere ver.

 

La capacidad de "martirismo" que tiene ese hombre de las tinieblas digno de una película de Stephen King, es igual a la capacidad de ambición y arrogancia que poseen aquellos que desean escapar de la justicia que más temprano que tarde les ha de llegar.

 

Pujol, Mas... y algunos otros de la misma caterva que irán saliendo a la luz del sol que tanto les ciega, son los magos que dirigen a éste humilde alcalde venido a más. A este cabeza de turco que, de seguro, ni siquiera tiene la capacidad intelectual suficiente para saber en la que se ha metido.

 

Si la justicia es igual para todos, a éste y su caterva de insaciables irresponsables que soñaron con un mundo mejor, para ellos, naturalmente, los demás les importamos un pito...; los veremos en la cárcel, pero la justicia, ni es igual para todos, ni siquiera sabe de justicia. Por eso la pintan ciega por que el que no ve, no sabe.

 

En fin, solo deseo que esta pesadilla que me recuerda a la noche de los cristales rotos y cuyos dirigentes dan discursos con la misma vehemencia que el que los daba en aquel triste momento de la historia; acabe lo antes posible y, aunque sigamos siendo todos un poco borregos, dejemos de mirar a nuestro vecino como si fuera el enemigo que nos degollará cualquier noche mientras dormimos.

 

Ya sabemos que los políticos son lo que son: "políticos"; mentirosos compulsivos que jamás mirarán por el pueblo. Pero por lo menos, mientras sigan entretenidos con el dinero y las ambiciones, nosotros seguiremos intentando derrocarlos con la palabra y con las leyes que votamos entre todos.

 

Como dice Pedro Ruiz: "los enviaría un año a Somalia..." Yo creo que estos tontos engreídos, en Somalia, solo verían la oportunidad de vender zapatos. ¡Van todos descalzos!.

 

Manolo Guerrero

www.manolopictures.com

 

CRIMEN EN FAMILIA

  Mata mucho.

Mata bien.

Mata en familia

Sin desplazamientos, sin salir de tu zona de confort.

QUÍTATE TÚ QUE ME PONGO YO

La familia Cabales, es la menos cabal de las familias.

ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO

Un amor más allá del umbral de la muerte.

ESTACIÓN DEL OLVIDO

 

ARGUMENTO Y GUIÓN

DE

MANOLO GUERRERO

 

Haz clic para ir al trailer

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© José Manuel Sánchez Guerrero

Página web creada con 1&1 Mi Web.