Una familia casi indecente

FERNANDO es un hombre culto y refinado, militar de alta graduación ya jubilado.

 

Casado en terceras nupcias con REBECA, una mujer de armas tomar: sensual, ambiciosa, fría, calculadora...; y casi con cuarenta años menos que él.

 

AGUSTÍN es algo menor que su hermano FERNANDO, y como él, también ex-militar de alta graduación; y casi todo lo contrario: inculto, ordinario, procaz, y un salido al que no le importa acostarse con REBECA, la mujer de su propio hermano, pero, sobre todo, es un trasnochado y nostálgico franquista.

 

Está casado con MARIBEL, una mujer obesa, de edad avanzada, ordinaria... Su intención es deshacerse de ella y juntarse con REBECA, la mujer de su vida, dice el muy cretino.

 

En ese intento de quitarse a su mujer de encima, contacta con una agencia de matones, pero un error hace que en vez de mandarles la foto de MARIBEL por fax, envíe la suya propia.

 

Pero en un país como el nuestro donde las chapuzas están a la orden del día, las cosas no podían salir peor.

 

AGUSTÍN, de moral hipócrita y confusa, decide enviarles balas de fogueo a uno de esos paises en guerra, por aquello de que su religión no le permite matar aunque sí traficar con armas y todo aquello que pueda darle pingües beneficios.

 

FERNANDO tiene dos hijos: uno de su primera mujer, ANTONIO; y otro, de su segunda: QUIQUE.

 

ANTONIO es un tipo descuidado y con cierta tendencia a la vaguería.

 

Ahora dice ser detective privado. Fue policía, pero lo echaron por corrupto.

 

En cuanto a QUIQUE, perseguido por la policía de media Europa y, junto con REBECA, roban el dinero que con “tanto trabajo” han reunido su tío AGUSTÍN y su padrastro FERNANDO, y que ambos guardaban en la caja particular del primero y en las cajas de un banco.

 

Al fin, unos por una cosa y otros por otra, y si exceptuamos a ANTONIO, todos andan perseguidos por la policía, por los revolucionarios que se sienten engañados, por dos viejos militares a los que robaron la nomina, allá por la Marcha Verde, por el matón que contrató erroneamente AGUSTÍN y algunos más que no vienen al caso....

 

Así, que con todo lo que sse les ha venido encima e intenta escapar a otro país, y ya en el aeropuerto, son cogidos por la policía que han descubierto el cadáver vivo de MARIBEL, a la que AGUSTÍN, había matado mal y enterrada peor en su propio  jardín.

 

En este tono de comedia enrevesada transcurre esta historia que solo pretende hacer pasar un rato divertido al espectador, algo tan necesario en los tiempos que corren.

UNA FAMILIA CASI INDECENTE. Guión para largometraje
UNA FAMILIA CASI INDECENTE Web 290112.pd[...]
Documento Adobe Acrobat [193.3 KB]

Este largometrajes está registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual de Barcelona. Ver nº de solicitud de registro B-21980 y numero de Registro definitivo: Número de asiento registral: 1997/08/14938

Fotolia
Stock Photos from 123RF
Depositphotos
Stock Photos
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© José Manuel Sánchez Guerrero

Página web creada con 1&1 Mi Web.