Estaré siempre contigo

Cuando Jaime empieza a escribir su historia en la vieja máquina de escribir y de regreso a  la casa de sus padres, ya sabe que tiene sus días contados.

 

Su desidia, su dejadez y su falta de coraje para enfrentarse a la vida, son el síntoma inequívoco de un desprecio por sí mismo que no hace más que corroborar sus ansias por partir a un viaje al que irá sin equipaje.

 

No es su adición al alcohol lo que lo está matando, es su desapego por la vida.

 

Al condenarse con esa actitud ante la vida, no solo se condena a sí mismo, también está condenando a todos aquellos que quieren ayudarle.

 

Rosa, su mujer, no tardaría en darse cuenta de con quien emprendía el viaje el día que se casó con Jaime.

 

Jaime tuvo aun una segunda oportunidad.

 

Le llegó con Inma, una mujer surgida de un infierno semejante. Quizá por eso lo entiende y por eso desea ayudarlo, pero Jaime no quiere ayuda. 

 

Derrotado física y moralmente, solitario y alcoholizado; Jaime regresa a la casa de sus padres, como los elefantes se retiran a su cementerio: a morir.

 

Desde allí, y a traves de las teclas de su vieja máquina de escribir, nos irá relatando como un hombre puede destruirse a sí mismo.

 

En una segunda parte, y después de la muerte de Jaime, será su propia hija Rebeca, la que releve a este en su relato del pasado.

 

Un pasado que le llevará a un extraño viaje por el lugar en el que estuvo su padre y donde conocerá a Inma, y al hijo de esta, hermanastro suyo; fruto de su unión con su padre. 

 

El inquieto espíritu de Jaime vuelve para pedir perdón, sobre todo a su hija, de la que nunca se cuidó.

 

El accidente del autobús en el que viaja Rebeca y en el que la darán muerta, será el billete a ese breve viaje al mundo de lo inmaterial, de lo intangible…; es donde por fin se reconciliará con su padre, permitiendo el descanso eterno al inquieto espíritu. 

 

Reconfortada y reconciliada con su pasado, Rebeca, volverá de nuevo a la luz del presente para alegría y regocijo de sus seres queridos que le esperan con los brazos abiertos.

 

Esperanza y perdón, dos palabras que explican esta historia de amor y de errores.

ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO. Guión para largometraje
ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO Guión Web 290112.[...]
Documento Adobe Acrobat [178.5 KB]
ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO
ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO Memoria 050517.pd[...]
Documento Adobe Acrobat [45.6 KB]
ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO
ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO Trat Secuencial 0[...]
Documento Adobe Acrobat [186.1 KB]
ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO
SINOPSIS. Estaré siempre contigo 050517.[...]
Documento Adobe Acrobat [49.3 KB]

Este largometrajes está registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual de Barcelona. Ver nº de solicitud de registro B-4587-11 y numero de Registro definitivo: Número de asiento registral: En espera.

Fotolia
Stock Photos from 123RF
Depositphotos
Stock Photos
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© José Manuel Sánchez Guerrero

Página web creada con 1&1 Mi Web.